Cuatro años Powerchair Espana

Fuente: Lagaleriarevistadigital.com

El Powerchair se inició en Francia en 1978 y poco a poco se fue extendiendo a otros países, pero hasta el año 2014 no llegó a España. Vicent Macià, francés de nacimiento y afincado en Alicante desde los 16 años, vio un vídeo de este deporte y le llamó la atención. Cuando buscó equipos para ir a ver un partido, descubrió que todavía no existía y decidió ser él quien lo pusiera en marcha. Así fue como surgió el Club Furia Alicante.

‘Los Furia’ fueron los primeros jugadores y jugadoras de fútbol en silla de ruedas eléctrica de España. En concreto, María y Alexis. Durante varios años el club estuvo captando gente para aumentar el equipo y dándole visibilidad al deporte. Esta fue la dinámica hasta hace un par de meses, que desapareció. Lo que habían sido ‘Los Furia’ se convirtió entonces en el Xaloc Alacant. “El Xaloc es un club de fútbol sala con mucha historia. Yo estaba vinculado a él y decidimos crear una sección de Powerchair para retomar todo lo que habíamos estado haciendo hasta ahora”, cuenta José Luis Ferre, actual Presidente del equipo y padre de uno de los jugadores. En cuanto a María y a Alexis, decidieron dejar el club antes de su desaparición. Y volvieron a ser los primeros en algo: en formar parte de la nueva sección de esta modalidad deportiva que el club femenino Estrellas de Alicante iba a crear.

https://www.youtube.com/embed/VCb_aZ5B6bQ

Además de estos dos, fueron apareciendo más clubs. “Sobre todo en Andalucía ha tenido mucho éxito”, asegura el Director Deportivo del club Estrellas de Alicante, Ricardo Matilla. Aun así actualmente hay solo siete equipos, algo que hace, tal y como dice la entrenadora del Xaloc Alacant, Alicia Martínez, que sea “muy difícil conseguir partidos”. No existe una competición nacional pero desde este año todos los clubs españoles están unidos en la Asociación de Clubs de Powerchair Football de España, gracias a la cual hacer competiciones es un poco más fácil. “Formamos parte de esta asociación dos personas de cada club de los que hay ahora mismo registrados”, explica María Dolores Valera, Presidenta del club Estrellas de Alicante, que añade que: “A raíz de ahí la Federación Europea de Powerchair (EPFA) y la Internacional (FIPFA) se pusieron en contacto con nosotros y ahora estamos dentro del deporte a nivel internacional”.

En España está costando que el Powerchair avance y, si gana visibilidad, es solo gracias a quienes están dentro de este deporte. Sin embargo, hay países como Francia, Japón o Estados Unidos en los que se muestra algo más de interés por el fútbol en silla de ruedas eléctrica. Al menos así lo considera Barbara Peacock, la Secretaria General de la FIPFA. Barbara piensa que “ganar seguidores que no estén directamente involucrados como los padres y otros jugadores, ha sido difícil”, pero sí cree que existan, sobre todo “en países donde hay más equipos. Lo que también tiene claro es que los sitios en los que más éxito tiene este deporte, es en los que el Estado muestra interés.

Los clubs españoles, desde luego, no son uno de los ejemplos de equipos que reciben ayuda estatal. Así que a las chicas y chicos solo les queda seguir entrenando duro para preparar las exhibiciones, partidos y torneos que se organizan en otros países. Y confiar en que, más pronto que tarde, la gente se anime a jugar, a colaborar y a crear nuevos equipos de Powerchair.